Componentes de automoción, gafas de sol, muebles, relojes, grapadoras. Todos, compuestos de pequeños elementos que tienen que ser ensamblados. Desde 1983 Cosberg estudia, diseña y construye máquinas y módulos para la automatización de los procesos de ensamblaje.

Máquinas rápidas, flexibles y fiables, esenciales para automatizar los procesos productivos. En esta dirección es posible reducir los costes, aumentar la eficiencia y la calidad, poniendo a disposición prototipos a medida para el cliente, necesarios para la automatización del montaje tanto de piezas complejas, como de unidades muy pequeñas.

Líder en el sector de la automatización, Cosberg fabrica máquinas e instalaciones a medida para automatizar los procesos productivos, que a su vez sirven para fabricar desde accesorios y sistemas de frenado para coches y motocicletas, hasta engranajes de relojes. Más del 50% del volumen de ventas de la empresa corresponde a la exportación a todo el mundo, garantizando soluciones únicas y un producto a medida para cada cliente.

Las instalaciones y máquinas de Cosberg se caracterizan por ser de una modularidad compacta de fácil instalación y por una gran fiabilidad debido al exclusivo proceso de test y pruebas intensivas a las que se les somete antes de ser enviadas al cliente. Siendo máquinas especiales, se comportan como máquinas estándar, es decir, como si hubieran sido fabricadas en serie, tal es el grado de fiabilidad de las mismas.